La increíble historia del clip rojo

Como conseguir una casa teniendo sólo un clip rojo.


Kyle McDonald, un joven canadiense que en 2005 tenía 26 años de edad se le ocurrió la extravagante idea de intentar conseguir una casa a base de trueques partiendo de... un clip rojo.

Concretamente, este clip rojo.
Concretamente, este clip rojo.


Así en julio de 2005 creó una web donde puso la foto de su clip rojo y aceptaba ofertas de trueque por algo de igual o superior valor. Su único compromiso era que él mismo iría en persona a recoger el objeto. 

Enseguida los medios de comunicación se hicieron eco de su aventura y poco a poco fue realizando trueques hasta que un año después consiguió su pretendida casa. Los objetos que pasaron por sus manos fueron los siguientes:

 

- Un boligrafo con forma de pez
- Un tirador de puerta de cocina con una extraña cara
- Una barbacoa

- Un generador eléctrico
- Un barril de cerveza Budweiser
- Una moto de nieve
- Un viaje a un pueblo llamado Yahk
- Una camioneta
- Un contrato discográfico
- Un año sin pagar alquiler en una casa de Phoenix
- Una tarde con el grupo de música Alice Cooper

- Un globo de cristal luminoso y motorizado con el logo de Kiss
- Un papel en una película

y finalmente una casa en un pueblo llamado Kipling, en Canadá.

La casa se la ofreció el alcalde de la localidad, con el fin de poner a su pueblo en el mapa. Pensó que esta era una buena manera de atraer al turismo, lo que no se sabe es que hizo con el papel en una película de hollywood...

 

La historia de Kyle es una demostración más de que con pocos recursos y con imaginación se pueden alcanzar grandes sueños.