Antes y después

Fotografías antes y después de Photoshop


No todas las fotografías salen correctamente de la cámara porque por diversas circunstancias la toma no se ha realizado bien. Para solucionar esos errores en la captura podemos utilizar la potencia de Photoshop e intentar salvar esas fotografías.


La combinación formato RAW+Photoshop nos dota de un margen de maniobra bastante amplio para este fin.

Las fotografías que hemos traído como ejemplo, aunque parezcan similares no lo son, la primera nos dice a simple vista que es una foto subexpuesta, y gracias a estar tomada en Raw y el tratamiento en Photoshop hemos conseguido salvarla.

La segunda fotografía, aunque no lo parezca, fue tomada correctamente pues se llevó el histograma hacia las altas luces donde el sensor capta más riqueza tonal, luego en Photoshop se distribuyó esa información capturada en el archivo Raw.

Dos ejemplos de los beneficios de usar formato Raw en nuestros disparos, y de la potencia de Photoshop para tratar esas imágenes.